Tag Archives: menopausia

Alimentos para combatir la menopausia

menopausia-mujeresdemoda
A los 40 años, aparecen los cambios hormonales y otros biológicos aparecen en su cuerpo debido a la menopausia, el fin de la regla. Sin embargo, el no estar preparada puede ser muy complejo. Así que es muy importante la prevención.

La mayor cantidad de calcio viene de la lecha de vaca. La forma en cómo se absorbe es alta, es por eso que se recomienda su consumo. Aquellos con problemas pueden consumir leche deslactosada, leche sin grasa o queso. Un vaso de yogurt, tiene la misma concentración de calcio.

A partir de los 40, durante la menopausia, la leche hace daño porque aumenta el riesgo de cáncer de mama, así que el consumo ya no es recomendable.

La vitamina C permite que la elasticidad de la piel no se pierda. La naranja es una buena fuente de vitamina y se recomienda comerla entera, no tomarla en jugo. La maracuyá también ayuda a que la piel no envejezca y que el colágeno se regenere mucho más rápido.

El aumento de la temperatura corporal puede ser muy incómodo. El calor en el cuerpo causa el sudor y las ganas tener poca ropa. Ante esto, debes evitar alimentos vasodilatadores como el café, alcohol y exceso de chocolate.

Puntos importantes sobre la menopausia

premenstrual-mujeresdemoda

La menopausia es un proceso importante para toda mujer que llega a cierta edad. Los síntomas empiezan aparecer al llegar a cierta, algunos son inherentes y otros son muy específicos. Por eso, es fundamental conocer ciertas cosas que nos ayudarán a sobrellevarla de manera más natural.

La edad normal para que la mujer llegue a la menopausia es los 51 años, pero todo esto puede variar un poco de acuerdo a varios factores como familiares, personales (como el tabaquismo, obesisdad, diabetes, entre otros) o específicos (antecedentes de quimioterapia, tratamientos invasivos).

Cuando hablamos de esta etapa, quiere decir que hay un déficit básico ovárico. O sea, que ya no se presenta la ovulación y disminuye la producción de los estrógenos, de modo que la mujer pierde la capacidad de reproducirse.

Es un cambio muy importante en el organismo femenino, así como significa la primera menstruación o el embarazo. De hecho significa, toda una transformación en su forma de vivir, ya que es el fin de una etapa (la reproducción) y también el comienzo de otra. Esto puede llevar a la depresión o problemas emocionales muy fuertes.

Normal vemos que las mujeres presentan cambios de humor, trastornos de la glándula endócrina, así como alteraciones del sueño, depresión, atrofia urogenital, osteoporosis, trastornos cardiovasculares, sequedad de la piel y las mucosas, síntomas vasomotores y problemas sexuales. Y cuando hablamos de lo psicológico, no ha todas las mujeres les afecta en este plano, pero sí puede desarrollar un cambio en la manera en la que ven y se enfrentan al mundo.

Menopausia en Mujeres – Consejos

menopausia-mujeresdemoda

Todas las mujeres a partir de los 45 años aproximadamente experimentan un cambio hormonal importante y natural que en muchos casos suele ocasionar molestias, pero que en ningún caso es una enfermedad ni debe considerarse como un hecho negativo, es lo que llamamos la menopausia.

Una dieta adecuada para evitar el exceso de peso y la obesidad: Limitar la ingesta de grasa animal, comer varias piezas de fruta al día y consumir una adecuada cantidad de verduras. Además, es también necesario ingerir 1.000 mg de calcio al día mediante el consumo de productos lácteos; además, la vitamina D es crucial para la absorción de calcio, fortalecer el hueso y evitar las caídas.

La actividad física: Es importante para conseguir beneficios cardiovasculares, como la mejora de otras funciones vasculares, y ayuda a mantener la fuerza del músculo, la densidad mineral ósea y a evitar caídas.

Evitar los hábitos tóxicos: Como fumar o ingerir cantidades excesivas de alcohol y cafeína.

Participar de forma activa en el manejo de la salud: Para ello, se debe tener amplia información sobre trastornos asociados a esta etapa de la vida, tratamientos disponibles, etcétera, y elegir de forma individualizada con el asesoramiento del ginecólogo las opciones terapéuticas más útiles en caso de que sean necesarias.

La principal causa de mortalidad tras la menopausia es la enfermedad cardiovascular: Pacientes con alto riesgo deberían modificar su estilo de vida y tratar sus factores de riesgo.

El cáncer de mama: Es el cáncer más prevalente en la mujer española. Además de las mamografías, se debe hacer un esfuerzo para fijar el riesgo individualmente y actuar de forma precoz sobre él.

Evaluar la densidad mineral del hueso en la mujer posmenopáusica menor de 65 años con alguno de estos factores de riesgo: Tener un familiar de primer grado con la enfermedad, haber tenido fracturas, índice de masa corporal por debajo de 20, obesidad, fumar o haber recibido tratamientos con corticoides. El tratamiento farmacológico está recomendado en mujeres que tengan dos o más factores de riesgo.

Es muy importante que la mujer afronte este periodo con una actitud positiva: El final del ciclo menstrual no debe hacerla sentir mal. Por el contrario, se inicia un nuevo periodo en su vida y no debe dejar pasar esta oportunidad para llenarse de vitalidad y experiencia.

Una vida sexual satisfactoria: Es señal de una buena relación con la pareja es un importante factor de apoyo durante la menopausia.

Mantener la calidad de vida: El bienestar debe ser el principal objetivo de los especialistas relacionados con la salud de la mujer y de la propia mujer.

Alimentos favorables en la menopausia

Cuando las mujeres llegamos a cierta edad debemos de cuidarnos y más aún con la llegada de la menopausia por los incómodos síntomas que se padecen y las consecuencias que tiene sobre el organismo, no sólo hormonales, sino también por los sofocos, el posible aumento de peso, la descalificación ósea, problemas cardiovasculares, la sequedad vaginal o las alteraciones psíquicas, además de otras consecuencias sobre la piel como pérdida de vitalidad o enrojecimiento facial o en el cabello, que puede perder vigor y brillo.

Es una etapa de la vida en la que la práctica moderada, pero continuada, de ejercicio físico y alimentación, se convierten en los mejores aliados para contrarrestar los síntomas de la menopausia y conservar una magnífica figura.

Sólo hay que seguir unas sencillas recomendaciones e incorporar a la dieta los alimentos que son más beneficiosos en esta etapa de la vida y controlar la ingesta de algunas comidas, que no presentan tantas ventajas, aunque pueden comerse de forma ocasional para que las pautas alimentarias no sean excesivamente restrictivas o duras y tengas la sensación de que estás siguiendo una dieta dejándola de lado a los pocos días.

Durante la menopausia el calcio es fundamental, siendo recomendable ingerir en torno a 800 miligramos al día, lo que equivale a unas tres raciones de leche o derivados lácteos. Como estos productos tienen una cantidad determinada de grasa y hay que ser cautos con no ingerir demasiadas grasas, opta por la leche y los lácteos desnatados.

También puedes encontrar cantidades importantes de calcio en otros productos como, por ejemplo, el brócoli. Una ración de este vegetal de 500 gramos contiene aproximadamente 240 miligramos de calcio. También son ricos en calcio otras verduras como las acelgas y los frutos secos como las almendras (toma un puñado diario de ellos), y las conservas de pescado como las sardinas o el atún.
Las frutas son igualmente imprescindibles en la dieta. Aunque en general todas te van a favorecer durante la menopausia, las más recomendables son el melón, manzana, piña, naranja, plátano, uvas, la frambuesa y la naranja.

El agua es otro de los buenos aliados en esta etapa. Si siempre es recomendable beber entre 1 y 1,5 litros de agua diarios, durante la menopausia no puedes olvidarte de tomarla. Tu piel, sobre todo, te lo agradecerá. También puedes optar para incluir alguna variación como infusiones, zumos de frutas (mejor sin azúcar), y caldos de verduras.

Los alimentos ricos en hidratos de carbono como los cereales, la pasta, el arroz o el pan hay que consumirlos con control, siendo recomendable elegir los que son integrales. Las legumbres y tubérculos como la papa también deben consumirse en una cantidad moderada, al igual que las carnes excesivamente grasas.