Tag Archives: cáncer

La Lactancia materna previene cáncer de mama

lactancia-mujeresdemoda
Una forma de prevenir el Cáncer de Mama es la lactancia materna, según investigadores científicos, reduce el riesgo de contraer esta enfermedad que está creciendo a nivel mundial en los últimos años.

“Cuando se realiza la lactancia materna, la leche entra en contacto con las células cancerígenas, esto genera un acto llamado apoptosis que es la eliminación de las células cancerígenas de esa zona”. La edad idónea para la lactancia materna son los 21 años ya que el beneficio obtenido en esta etapa es muy elevado en comparación de personas que lo hacen a los 35 años.

En la actualidad, muchas mujeres suelen postergar su maternidad, lo que genera el riesgo de contraer Cáncer de Mama. Además, el poco tiempo del periodo post-natal genera que las madres no puedan amamantar a sus hijos por más de 2 a 3 meses, sustituyendo luego la lactancia materna con fórmulas.

A partir de los 18 años las mujeres deben realizarse una prueba rutinaria de Ecografía Mamaria. Cuando las mujeres ya pasan los 40 años se recomienda una Mamografía debido al notable aumento de tejido fibroso en los senos.

El estrógeno es un agente potente en la formación de la mujer, tanto de su cuerpo como de sus órganos sexuales. Es tan importante que al momento de disminuir de forma considerable, pueden aparecer muchos problemas como la osteoporosis, la aparición del climaterio, entre otros.

Asimismo, el aumento irregular de esta hormona, debido al mal funcionamiento de los ovarios, puede generar severas complicaciones en el cuerpo femenino.

“En los órganos femeninos superiores las mamas el estrógeno se encarga de fomentar la creación de la lactosa y ayuda a revestir los conductos de transporte de ésta a los pezones. La alteración de esta hormona generaría la aparición de células malignas, especialmente en los ductos que transportan la leche”.

Tratamientos para vencer el cáncer de mama

cancer-mama-mujeresdemoda
Hoy en día existen diversos tratamientos para vencer el cáncer de mama entre los que destacan:

Quimioterapia:
Emplea fármacos que son suministrados a la vena del paciente o pastillas, según sea el caso, que detienen el crecimiento de las células cancerosas. Entre quimioterapia y quimioterapia se necesitan tres semanas de recuperación.

Radioterapia: Este tratamiento dura 6 semanas aproximadamente, no duele pero irrita la piel y causa enrojecimiento. Se utiliza para matar las células cancerosas.

Tratamiento hormonal:
Con este tratamiento, como su propio nombre lo dice lo que se busca es eliminar la función de determinadas hormonas. El tratamiento hormonal tiene menores efectos secundarios que una quimioterapia.

No lleve una vida sedentaria, no fume y reduzca su consumo de alcohol. Elija comida saludable coma verduras y frutas. No se exceda en el consumo de calorías, y asegúrese que su dieta contenga fibra.

Cómo prevenir el Cáncer de próstata

prostata-mujeresdemoda
La próstata se encuentra debajo de la vejiga, en la parte baja de la pelvis. Su tamaño es pequeño: en un hombre joven su volumen se encuentra entre los 15 y 25 cms 3. La atraviesa la uretra, por lo cual, cuando la próstata aumenta de tamaño, comprime a la uretra y se originan problemas urinarios.

Dormir bien, no fumar, realizar una actividad física o caminar al menos media hora todos los días.
Hacerse un chequeo médico por lo menos una vez al año, vacunarse y estar atento a síntomas como dolores, sarpullidos, problemas al orinar, dificultad para respirar, sed excesiva o secreciones.
Consumir alimentos ricos en omega 3 como atún, sardinas, choros, trucha y caballa, que ayudan a reducir los riesgos de cáncer de próstata.

Conocer los antecedentes familiares, lo cual ayuda a estar más atento a la aparición de síntomas de cáncer.
Tomar una vez al año la prueba de sangre denominada antígeno prostático. El tacto rectal realizado cada año ayuda también a descubrir anomalías en la próstata.

La gran mayoría de los cánceres de próstata se diagnostican en fases iniciales y no tienen ninguna sintomatología especial. Sin embargo, en estadios avanzados el paciente puede presentar dificultad para iniciar la micción, dolor al orinar, sangrado en la eyaculación o dolores óseos.

Quedar embarazada despues de tener cancer

embarazo-mujeresdemoda

La mayoría de las mujeres que están por encima de los 50 años de edad y piensan ya en sus nietos cuando se les diagnostica cáncer de mama. Pero ¿qué le ocurre al número creciente de mujeres en sus veinte y treinta años a quienes se les diagnostica el cáncer cuando todavía están de noviazgo, son recién casadas o empiezan a tener hijos?

A pesar de los regímenes tóxicos de quimioterapia que pueden trastornar la función ovárica, es posible, y sano, que muchas mujeres conciban después del tratamiento del cáncer de mama.

“La fertilidad es algo de lo que hablamos con nuestros pacientes. Procuramos explicarles sus posibilidades. Es una discusión que será específica para cada paciente porque depende de cuál sea su edad, si debe recibir quimioterapia, qué tipo de quimioterapia, y si a ella le importa el mantenerse fértil,”.

“La mayoría de los que trabajamos en esta especialidad no tratamos de persuadir a las mujeres para que eviten el embarazo. Lo que hemos aprendido mejor son algunas de las precauciones”.

Varios son los factores que afectarán la función ovárica después del tratamiento del cáncer, incluido si la mujer recibe quimioterapia. La mayoría de las quimioterapias tienen un efecto adverso sobre la función de los ovarios, pero la edad de la mujer también tiene mucho que ver. Las mujeres más jóvenes tienen probabilidades mucho mayores de recuperar su período después del tratamiento que las mujeres que están más cerca de la menopausia.

Las terapias más nuevas con hormonas pueden afectar aún más la fertilidad en algunas mujeres. Estos compuestos a menudo se administran por períodos más prolongados, de hasta cinco años. Para quedar embarazadas, las mujeres deben suspender la terapia con hormonas durante un período.

Si una mujer queda embarazada después del tratamiento por cáncer de mama esto no parece tener un efecto sobre su salud o la salud del bebé. Los estudios muestran que los riesgos de defectos de nacimiento o abortos no son más altos en una mujer que haya recibido quimioterapia. Asimismo no es probable que el embarazo cause el retorno del cáncer de mama en una mujer. Además nunca se ha encontrado que las trazas de cáncer de mama que puedan persistir en el flujo sanguíneo de una mujer pasen al bebé.

Cuando ocurre la Metastasis

metastasis-mujeresdemoda

Metástasis es la diseminación del cáncer. Las células cancerosas pueden separarse de un tumor primario y entrar en el torrente sanguíneo o sistema linfático (sistema que produce, almacena y transporta las células que combaten las infecciones). Así es cómo las células cancerosas se diseminan a otras partes del cuerpo.

Cuando las células cancerosas se diseminan y forman un tumor nuevo en un órgano distinto, el tumor nuevo se denomina tumor metastático. Las células de dicho tumor provienen del tumor original. Esto significa que, por ejemplo, si el cáncer de seno se disemina a los pulmones, el tumor metastático en el pulmón está compuesto por células cancerosas de seno (no células de pulmón).

En este caso, la enfermedad en los pulmones es cáncer metastático de seno (no cáncer de pulmón). Si se examinan las células al microscopio, las células cancerosas metastáticas de seno se ven, por lo general, iguales a las células cancerosas de seno.

Cancer en Niños – Sintomas y Tratamientos

cancer-mujeresdemoda1

Todos los tipos de cáncer, incluyendo los que se dan en la infancia, tienen un proceso patológico común: las células cancerosas crecen de forma descontrolada, adquieren tamaños y morfologías anómalos, ignoran sus límites habituales en el interior del cuerpo, destruyen células vecinas y, al final, se acaban extendiendo a otros órganos y tejidos (lo que se conoce como metástasis).

Conforme las células cancerosas van creciendo, consumen cada vez más nutrientes del cuerpo. El cáncer consume la energía del niño que lo padece, destruye órganos y/o huesos y debilita las defensas del organismo contra otras enfermedades.

Cada tipo de cáncer afecta a distintas partes del cuerpo, y sus tratamientos y tasas de curación también son diferentes.

Por lo general, los factores que desencadenan el cáncer en los niños no suelen coincidir con los que lo desencadenan en los adultos, como el hábito de fumar o la exposición a toxinas medioambientales. En contadas ocasiones, los niños que padecen determinadas afecciones de origen genético, como el síndrome de Down, tienen un riesgo incrementado de desarrollar cáncer. Asimismo, los niños que se han sometido a quimioterapia o radioterapia a raíz de un cáncer previo también tienen un riesgo incrementado de presentar otro cáncer en el futuro.

De todos modos, en la mayoría de los casos, los cánceres infantiles se desarrollan a raíz de mutaciones (o cambios) no heredadas en los genes de unas células que todavía están en proceso de crecimiento. Puesto que estos errores ocurren al azar o de forma impredecible, no hay ninguna forma eficaz de prevenirlos.

Es posible que un pediatra detecte algunos de los primeros síntomas del cáncer en la revisión médica periódica de un paciente. De todos modos, algunos de estos síntomas (como fiebre, ganglios linfáticos inflamados, infecciones frecuentes, anemia o moretones) también son propios de infecciones a otras afecciones que son mucho más frecuentes que el cáncer. Por este motivo, es lógico que tanto los pediatras como los padres sospechen otras enfermedades propias de la infancia cuando aparecen los primeros síntomas de cáncer.

Una vez diagnosticado el cáncer, es importante que los padres busquen ayuda para su hijo en un centro médico especializado en oncología pediátrica (tratamiento de cáncer infantil).

Las pruebas diagnósticas para detectar el cáncer en un niño son numerosas, algunas molestas y otras más complejas, pero todas ellas necesarias para determinar el tipo de cáncer que padece, su localización, tamaño y evolución. Estas pruebas sirven para determinar el tipo del tumor, y conocer cuál es la extensión de la enfermedad. Analíticas de sangre, estudios radiológicos y biopsias son algunas de estas pruebas. Sólo a partir de ahí se podrá establecer el tipo de tratamiento más adecuado en cada caso.

Es recomendable que el tratamiento del cáncer para los niños se ejecute en hospitales especializados en oncología pediátrica, por las adecuadas instalaciones y personal especialmente preparado.

Los tratamientos más utilizados son la cirugía, la quimioterapia, la radioterapia y, en casos especiales, el trasplante de médula ósea.La cirugía se utiliza normalmente para la extracción de un tumor.

La quimioterapia se emplea para la destrucción de las células cancerosas, mientras la radioterapia suele ser empleada junto a otras técnicas para combatir la enfermedad a través de radiaciones de alta energía.

El tipo de tratamiento que será empleado, dependerá de la clase de cáncer que tenga el niño. Hay casos en que con solo la cirugía es suficiente, y otros en los que se emplea todos las modalidades. Los efectos secundarios existen y deben ser controlados, en lo posible, por el médico. La quimioterapia, por ejemplo, suele provocar la caída del pelo o la aparición de llagas en la boca. De todas formas, gracias a los avances terapéuticos en los tratamientos, la mayoría de los niños con cáncer se curan. A parte del especialista en oncología infantil y del personal de apoyo, en muchos casos, suelen acompañar al niño un psicólogo y, en casos especiales, un fisioterapeuta. El niño necesitará no solo de medicina sino de apoyo psicológico. Hay que apoyarle en todos los sentidos. Mantener al niño siempre animado y asistido le dará más fuerza para superar cualquier problema.

Consejos para superar el Cancer a mamas

cancer-mama-mujeresdemoda

El cáncer de mama es mas propenso en las mujeres que en los hombres. Por ello si estas pasando por una situacion similar, o tienes algun familiar o persona cercana que esta pasando por eso.

Te dejamos algunos consejos de como poder superar está enfermedad.

El cáncer es una enfermedad grave y compleja. Para vencerlo, necesitará un equipo de profesionales de la salud que cuente con el aporte de varios especialistas específicos para su recuperación, incluyendo a su médico de atención primaria y a un oncólogo, un especialista en el tratamiento del cáncer. También es probable que consulte a un cirujano así como a otros especialistas.

Para la paciente, los tratamientos convencionales para el cáncer, desde la cirugía hasta la quimioterapia, son traumáticos por naturaleza. Sin embargo, en muchos casos se sabe que salvan vidas.

Algunas pacientes pueden decidir adoptar cambios en su alimentación y estilo de vida como parte de su régimen de tratamiento principal. Los psicólogos tienen técnicas para facilitar y hacer que la adopción de estas nuevas conductas sea más exitosa.

Se ha probado también que las intervenciones psicológicas son sumamente eficaces para ayudar a las pacientes a sobrellevar el dolor y los síntomas de la enfermedad así como los efectos adversos del tratamiento. Por ejemplo, las técnicas usadas por los psicólogos pueden reducir considerablemente la ansiedad antes de la cirugía y disminuir las náuseas que suelen preceder y acompañar a la quimioterapia.

Las intervenciones psicológicas también pueden ayudar a la mayoría de los pacientes con cáncer que indican sentir un dolor debilitante. Pueden utilizarse técnicas psicológicas para crear imágenes positivas, aumentar la motivación para adoptar nuevas conductas y facilitar el reingreso en el mundo real una vez finalizado el tratamiento médico.

El período pos tratamiento suele no tenerse en cuenta; sin embargo, la recuperación emocional del trauma del tratamiento del cáncer puede tomar más tiempo que la recuperación física. Los servicios psicológicos pueden ayudar a mitigar los efectos a largo plazo del tratamiento del cáncer.

Recuerda que siempre es importante un chequeo general para prevenir cualquier enfermedad, porque el cancer si se puede vencer lo importante es tener siempre una actitud positiva y las ganas de vivir.

El cancer de mama – Claves

cancer-mama-mujeresdemoda

El cáncer de mama afecta a las mujeres, principalmente. Estadísticamente, las más afectadas son las mujeres mayores de 50 años. Ojo, el hombre también puede desarrollar este mal, pero la incidencia es mucho menor.

A mayor edad, mayor es el riesgo de desarrollar este cáncer. Otros elementos influyentes son: no tener hijos ni haber dado de lactar; aparición temprana de primera menstruación; genética y antecedentes familiares.

El cáncer de mama puede ser asintomático y que recién se manifiesta en etapas avanzadas. En estos casos, los signos de sospecha son: alteración en el tamaño, forma, coloración o textura de la mama; pequeños bultos en el seno; secreción de líquido por el pezón.

Entre los 18 y 35 años, el método preventivo por excelencia es el autoexamen. A partir de los 35, es necesario someterse a una mamografía anual. Desde los 40, hay que sumar una resonancia magnética anual. Estas prueban permiten detectar anomalías de manera temprana.

Alimentos contra el cancer

alimentos-cancer-mujeresdemoda

Existen alimentos sanos, nutritivos y naturales que te ayudan a combatir el cancer.

El excesivo consumo de grasas saturadas aumenta el riesgo de desarrollar cáncer. El consejo aquí es simple: moderar su consumo.

El consumo frecuente de frutas y verduras es una de las armas no solo para alejar el cáncer, sino para tener una buena salud en general. Olaechea recomienda comer estos productos frescos y crudos, a fin de aprovechar mejor sus propiedades.

La hidratación correcta es clave para que los órganos funcionen de manera óptima. Beber dos litros de agua al día. Ojo, esta cantidad debe ajustarse en función a la actividad física (un deportista, por ejemplo, requerirá más líquido).

Beber un vaso de gaseosa no es dañino necesariamente, pero beber una botella de dos litros todos los días sí puede comprometer la salud.

El consumo de tabaco y alcohol es realmente nocivo. Diversos estudios han demostrado su influencia en el desarrollo de cáncer de garganta, pulmón, entre otros. Además, incrementa el riesgo de sufrir algún mal cardiovascular.

El Cancer de mama

El cancer de mama es el segundo tipo de cáncer más frecuente en mujeres. Por eso es recomendable la prevención para evitar que esta enfermedad llegue a propalarse.

Factores de Riesgo

Edad avanzada.

Tratamientos hormonales sin supervisión apropiada.

Causas genéticas.

Aparición temprana de la primera menstruación.

Menopausia tardía.

Consumo excesivo de tabaco, alcohol y comida chatarra.

Ser madre a una edad madura.

No obstante, muchas mujeres que no presentan estos factores de riesgo igual pueden desarrollar la enfermedad.

Señales para sospechar

Alteración en el tamaño, textura o forma del seno.

Secreción de líquido por el pezón.

Bulto extraño palpable en el seno.

Enrojecimiento de la piel del seno.

Prevención

A partir de los 35 años de edad, la mujer debe realizarse anualmente una mamografía.

A partir de los 40 años, hay que hacerse también una resonancia magnética anual.

El autoexamen debe realizarse todos los meses, a partir de los 18 años de edad.

La mamografía y la ecografía pueden detectar anomalías mucho antes de que sean palpables.

Mejorar los hábitos nutricionales y realizar actividad física ayuda a reducir el riesgo.