Tag Archives: anticonceptivo

Anticonceptivo en gel para hombres

gel-anticonceptivo-mujeresdemoda
Un nuevo gel hormonal para hombres que se aplica diariamente en la piel demostró resultados prometedores como anticonceptivo reversible, según afirmaron científicos del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano de EE.UU. El gel tópico de aplicación diaria podría evitar la producción de esperma.

Lejos de lo que se podría pensar, esta crema no se debe frotar sobre los genitales, sino que se debe untar en la parte superior de los brazos y los hombros todos los días.

El tratamiento es una combinación de dos hormonas: testosterona y una nueva progestina sintética, que actúa de forma similar a la progesterona natural. La primera actúa para evitar que los testículos elaboren suficiente testosterona para producir niveles normales de esperma. La otra está ahí para detener cualquier otro desequilibrio hormonal. En teoría, una aplicación de este combo puede suprimir los niveles de esperma durante 72 horas.

Conoce el método anticonceptivo natural

sexo-mujeresdemoda
El moco cervical es un fluido vaginal viscoso y blanquecino, aunque esta textura va cambiando según el punto del ciclo menstrual de la mujer. Es un gran indicador de los días fértiles femeninos ya que va transformando su apariencia dependiendo del momento de la ovulación,

Este debe ser transparente, al ser relativamente espeso logra estirase fácilmente y parece clara de huevo. Es necesario introducir los dedos en la vagina porque no siempre cae a la ropa interior. Y proceder a tocarla.

Otra forma es introduciendo los dedos e impregnarlos de moco cervical. Luego colocar los dedos en un recipiente con agua, si la secreción se diluye no era moco cervical.

Esta secreción puede ser usado como un método anticonceptivo natural conocido como Billings. Consiste en que la mujer revise los cambios en sus flujos para conocer cuándo puede quedar embarazada. Se utiliza cuando el moco cervical está plenamente identificado. En esta época la mujer no podrá tener relaciones sexuales. Se espera hasta cuatro días para que el moco cambie de consistencia. Las características de esta modificación son: Flujo mínimo y pegajoso, a veces incluso hay sequedad vaginal.

La efectividad de este método es del 75%, es decir 25 mujeres podrían quedar embarazadas de un total de 100.

La Pildora como Anticonceptivo – Efectos

anticonceptivos-mujeresdemoda

La píldora detiene tu ciclo mensual natural, no ovulas cuando la tomas, y la ovulación es el momento del mes en que nuestro cuerpo, cara e incluso tono vocal nos hace más atractivas para el sexo opuesto.

La píldora puede producir hiperpigmentación de la piel por encima del labio superior, que con la luz adecuada, puede parecer un bigote.

Todos hemos oído hablar de personas que culpan a la píldora de haber bajado de peso, han descubierto que ciertas píldoras, en realidad, pueden hacer que sus consumidoras reduzcan alguna talla.

El metodo anticonceptivo ideal para ti

Sólo tú puedes saber cuál es el anticonceptivo que más se adecua a tu edad, salud, forma de vida. Sin embargo, antes de elegir, es necesario que cuentes con toda la información sobre métodos anticonceptivos.

La píldora: Impide la ovulación mezclando estrógenos y progesterona; la mini solo lleva derivados de la progesterona y, además, hace más tupido el moco cervical y el esperma no lo traspasa.

Es muy fiable, no interfiere en tu relación sexual, regula tu regla, reduce el riesgo de inflamación pélvica, la formación de quistes y previene el cáncer de útero y de ovarios.

Puedes retener líquidos al principio y tener menos deseo sexual con los años. La combinada puede darte náuseas, jaquecas y tensión en el pecho; la mini puede producir pequeñas hemorragias.

Lo puedes usar: Si tienes reglas molestas, si tienes acné (lo mejora), si no eres sensible a las hormonas y si eres una persona constante.

No lo puedes usar: Si fumas, tienes horarios irregulares, eres olvidadiza (se toma a diario, a la misma hora) o sufres problemas circulatorios.
Más información en “Métodos anticonceptivos: la píldora”.

DIU: Un dispositivo que se inserta en el útero. El de cobre dura 10 años; el de plástico es hormonal (va liberando pequeñas dosis de un derivado de la progesterona) y se cambia cada 5 años.

Si te va bien con él, una vez que te lo colocan, te olvidas durante años de los anticonceptivos.

Debe ponerlo y quitarlo el ginecólogo. El de cobre puede hacer tus reglas más largas y dolorosas; el hormonal puede producirte cambios de ánimo y pequeñas hemorragias. A veces, ambos, provocan dolor pélvico.

Lo puedes usar: Si tu regla no te molesta y no es abundante y si, de momento, no piensas quedarte embarazada los próximos años.

No lo puedes usar: Si eres sensible a la progesterona o tu menstruación es ya de por sí dolorosa.

Parches: Un apósito que te pegas como una tirita, en el brazo, el abdomen o la espalda, y que va liberando hormonas anticonceptivas.

Te los pones tú misma fácilmente, te duran 7 días seguidos y prácticamente no se notan.

Pueden provocarte alguna irritación o un pequeño sarpullido en la zona de piel donde los llevas.

Lo puedes usar: Si toleras bien las hormonas, pero no deseas tomar todos los días una pastilla y si sufres un síndrome premenstrual agudo (lo suavizan).

No lo puedes usar: Si tienes la piel sensible o deseas quedarte embarazada pronto (tardas casi 2 meses en recuperar la fertilidad).

Anillo: Un anillo hormonal flexible que se inserta en la vagina y que va liberando estrógenos y progesterona, aunque en menor cantidad que el que poseen las píldoras combinadas.

Te lo colocas tú, como un tampón; no lo notáis al hacer el amor; previene la formación de quistes y el cáncer de útero y ovarios, y en cuanto te lo quitas, recobras la fertilidad.

Puede provocarte alguno de los efectos secundarios de la píldora combinada de primera generación y suele generar preocupación la posibilidad de que se mueva.

Lo puedes usar: Si tu regla es irregular y no deseas estar pendiente del método anticonceptivo (lo llevas 3 semanas y descansas una).

No lo puedes usar: Si la preocupación por su colocación te provoca ansiedad y si eres sensible a los estrógenos.

Implantes: Un pequeño tubito que el ginecólogo te coloca bajo la piel del antebrazo (con una mínima incisión) y que libera en tu organismo progesterona y un tipo especial de estrógenos.

Hace que, durante 3 años, no tengas que volver a preocuparte de los anticonceptivos y te protege contra el cáncer de endometrio y de ovarios.

Al principio, puedes tener gases, ganar algunos kilos y sufrir brotes de acné. En algunas mujeres produce pequeños sangrados, casi constantes.

Lo puedes usar: Si buscas un método anticonceptivo duradero, pero no quieres ponerte un DIU.

No lo puedes usar: Si posees la piel muy grasa, con tendencia a tener granitos, y si las hormonas te producen efectos secundarios molestos.

Inyección: Una sustancia a base de progesterona sintética que espesa el moco cervical y reduce la ovulación. Te la inyecta tu ginecólogo 5 días después de la regla, cada 3 meses.

Hace que tengas reglas más ligeras; te protege contra las enfermedades del endometrio, previene el cáncer de ovarios y, durante 3 meses, te olvidas del tema.

Puede hincharte y hacerte engordar un poco, producirte sangrado entre reglas y provocar nerviosismo y ansiedad. A la larga, baja la libido, te hace perder masa ósea y tardas 18 meses en recuperar la fertilidad.

Lo puedes usar: Si toleras bien la progesterona, tienes reglas muy abundantes y eres tranquila. Y si quieres un método que dure.

No lo puedes usar: Si eres nerviosa, tienes sobrepeso o tu esqueleto es débil (mide, antes, la densidad de tus huesos).

Antes de decidirte por un método anticonceptivo, debes consultarlo siempre con tu ginecólogo.

Que hacer si el preservativo se rompe

El preservativo (condón) es un método anticonceptivo que impide un embarazo y al mismo tiempo protege contras las infecciones de transmisión sexual. Pero que pasaria si es que, el preservativo se rompe… ¿como nos protegemos?.

Tranquila, que aqui te daremos los mejores consejos sobre que es lo que debes hacer en caso ocurra este hecho…

¿Cuáles son los riesgos?

Si el preservativo se rompe, incluso antes de la eyaculación, hay riesgo tanto de embarazo como de infección. En efecto, el líquido que el hombre segrega durante los preliminares contiene esperma y gérmenes contaminantes, de ahí que el riesgo sea real.

¿Cómo reaccionar?

  • Para evitar las enfermedades de transmisión sexual (ETS)

Evita los productos higiénicos agresivos, limítate a lavarte con agua tibia. Esto no quiere decir que estés inmediatamente protegida contra las ETS, pero sí que limita los riesgos de infección. Si algo de sangre, esperma o líquido vaginal ha entrado en contacto con alguna herida, desinféctala con alcohol o Betadine. Si existe un riesgo real de infección acude durante las 48 horas siguientes a un centro de prevención familiar para que te indiquen el tratamiento que deberás seguir para evitar contagios. De igual modo, deberás realizarte la prueba del VIH durante los 15 días siguientes y tendrás que repetirla obligatoriamente cada tres meses para asegurarte de que no has contraído el virus del sida.

  • Para evitar un embarazo

Si quieres evitar un embarazo no deseado no tienes opción y deberás tomarte la píldora del día después. Tienes tiempo hasta que se cumplan las 72 horas posteriores a haber mantenido relaciones, pero es mucho mejor tomarla durante las 12 horas siguientes al accidente para que la eficacia sea máxima. Cuanto más tardes, menos garantía de protección proporciona la píldora. Este anticonceptivo de urgencia está disponible en farmacias, sin recetas.

Algunas precauciones para evitar accidentes
-No rompas el envoltorio con los dientes o tijeras o algún otro objeto cortante. Se podría estropear el preservativo.
-Evita arañar el preservativo cuando lo desenrolles y lo coloques sobre el miembro.
-Cuando lo extiendas, presiona con el dedo gordo y el índice para evitar que entre aire. Las bolsas de aire favorecen la rotura del preservativo.
-Utiliza un gel lubricante a base de agua y aplícalo sobre el preservativo. También reducirá el riesgo de rotura.
-Elige una talla adecuada al sexo de tu pareja. Con un preservativo demasiado grande existen más posibilidades de que éste se rompa durante la relación sexual.